La cultura electoral en México

La identidad de un pueblo está configurada en una serie de características que lo definen como lo son la  geografía, la historia, la economía, la política, sus tradiciones y costumbres las cuales todas juntas definen  su cultura, éste es un concepto que no es  estático sino dinámico y esta expuesto a multiplex influencias. La promoción de la cultura cívica y la edificación de una ciudadanía documentada consciente y democrática es uno de los principales aspectos culturales qué debe tener una sociedad. 

Es un deber del servidor público el responder con ética y responsabilidad, el proteger, respetar, promover y garantizar los derechos humanos, ya que a través de esta posición se coloca al alcance de la ciudadanía elementos que permiten adoptar de una mejor manera los principios y valores constitucionales que distinguen y soportan al régimen democrático nacional. Cuando en el debate político se analizan temas de interés público debe expandirse los límites del ejercicio de la libertad de expresión siempre que no se afecten los derechos fundamentales, la cultura democrática es el fundamento de los derechos que salvaguardan las instituciones electorales las cuales tienen la misión de proteger como bienes jurídicos fundamentales  la libertad del sufragio, la autenticidad de la elección y las titularidades de los cargos que se ejercen en un sistema democrático y representativo como el que tiene México.

Es de gran importancia la difusión de los valores de la democracia ya que está existe en donde hay hombres y mujeres comprometidos con los principios en qué se sustenta.  México requiere una transformación cultural electoral, y es uno de los principales intereses  de los diferentes representantes de los partidos como lo son el Partido de Acción Nacional PAN, Partido Revolucionario Institucional PRI, Partido Revolución Democrática PRD, quienes coinciden en que más que reformas a las leyes nuestro país necesita una transformación cultural para avanzar en el perfeccionamiento de la democracia.

Es evidente que los verdaderos cambios se dan como resultado de las presiones sociales, es importante el llamado a los partidos políticos representados en el Congreso de La Unión a participar de manera consensada de la reforma cultural electoral, México necesita encontrar una fórmula que no destruya el, ni los avances que tenemos en las instituciones electorales, se debe realizar un análisis enfocado a revisar los procesos de negociación parlamentaria que se han registrado en el país en las últimas décadas, la calificación de los procesos electorales que han tenido como principal escenario el estamento jurisdiccional y el papel de los medios de comunicación en el proceso de formación de la cultura cívica tomando en cuenta el impacto de la sátira política y el humorismo en los procesos electorales.

Dichos aspectos electorales donde sobretodo es importante que los ciudadanos conozcan y se involucren  en los proyectos que los candidatos de los diferentes partidos proponen. Hay que afinar las instituciones electorales de los diferentes estados para que sean más participativas en sus funciones y más prácticos en sus acciones para evitar que existan vacíos en la comunicación que se debe tener con la ciudadanía.

La cultura política no ha ido al ritmo de las transformaciones administrativas y uno de los principales problemas culturales, hay que decirlo con franqueza es el clientelismo, y quizás todos lo practican, aunque esto viola la Ley. Hay que reconocer que ha habido una transformación para bien, hay una mejora en el proceso electoral de este año, aunque ha predominado la lucha por los poderes políticos en los diferentes estados de la república, las  instituciones del estado todas han cumplido su función para disminuir el riesgo electoral lo que le corresponde a la autoridad electoral es la fiscalización que no lleguen dineros ilícitos a las campañas electorales y a los partidos políticos, en este gran entramado institucional respecto a este asunto particular de fiscalizar es lo que lo que le corresponde al Instituto Nacional Electoral INE.

De la transición a la consolidación democrática en México la dimensión electoral y sus nuevos horizontes llama a generar un gran esfuerzo educativo y cultural con un solo propósito, y es el que haya demócratas y ciudadanos donde la ciudadanía tenga una confianza creciente en los procesos electorales porque sabe que su voto cuenta,  pero hay que trabajar para que no se siga comprando la conciencia de los electores a través de programas sociales, por eso se debe destinar una mayor cantidad de apoyo para impulsar el crecimiento económico de México y generar empleos que se necesitan en el país.

La base de una democracia radica en la participación de sus ciudadanos. Si estas ideas han sido de tu interés te invitamos a que nos compartas tus opiniones.

El panorama electoral en méxico

Se agita el panorama electoral  en México,  se  acercan las elecciones municipales y estatales. El próximo 5 de junio de 2016 los ciudadanos tendrán la oportunidad de elegir  a sus diferentes candidatos a gobernaciones, ayuntamientos y diputados  de su predilección con la gran oportunidad de poder elegir a las personas que puedan generar cambios profundos que permitan el crecimiento y desarrollo en el país.

Esto abre la contienda electoral  organizada por el Instituto Nacional Electoral INE entre los candidatos y sus diferentes presentaciones de campañas electorales; cada uno de los candidatos da su postura sobre la situación en la que se encuentra la campaña electoral en la cual todos coinciden en que las actuales circunstancias  reflejan un desgano político del electorado marcado por un ambiente de alto índice de corrupción en los diferentes estamentos públicos.

El calendario político de las  elecciones en los estados de México hace ver para muchos que  2016 según los expertos en materia electoral será un laboratorio para la elección presidencial del 2018, de sus resultados y de cómo transcurran,  se definirán las estrategias así como los perfiles de los candidatos que compitan en las elecciones presidenciales. Pero ¿cuáles son las expectativas?, ¿qué debemos esperar?, ¿qué opina la autoridad electoral?. Estos son algunos de los temas a discutir en  este artículo. 

La Lucha por el Poder

La lucha por el poder local y Estatal  en el  calendario político 2016  se encuentra enmarcada  en un momento en el que paradójicamente se reduce el cuestionamiento de las competencias de los municipios para cumplir sus responsabilidades, resalta la vulnerabilidad para la seguridad de los alcaldes y aflora  las disputas con los Estados.

El año electoral se puso en marcha el pasado 17 de enero con la reposición de la elección en Colima, sin embargo la tónica de las campañas electorales  ha estado marcada por la guerra sucia entre los candidatos del PAN y del PRI.

En total se elegirán gobernadores en 12 de los 32 estados del país el 5 de junio, además de un millar de alcaldes y alrededor de 400 diputados. Esto hace que la clase política vea este año como un laboratorio de la elección presidencial ya que de sus resultados dependen el perfil de los candidatos y las estrategias de los partidos para 2018.

Se destaca  en el panorama electoral las alianzas opositoras entre el PAN y el PRD en Durango y Zacatecas y que podrían seguir a otros estados con el argumento de que son imprescindibles para impedir el triunfo del PRI, esto nos da a pensar, volverá el PRI al poder en Oaxaca o Puebla, lo conservará en Veracruz, Chihuahua y Tamaulipas, ¿qué resultados puede obtener las victorias y derrotas de unos y otros?, es muy probable  que se lanzarán o destruirán las aspiraciones políticas y mostrarán el comportamiento del electorado de cara  a las presidenciales.

Hay diferentes posiciones en el tema, una de ellas la establece el presidente del PRD Agustin Basave  quien anuncio al Comité Ejecutivo Nacional  que de no aceptar ir en Alianza con el partido Acción Nacional en Tlaxcala y Puebla renunciará a la dirigencia del partido. 

En oposición el  dirigente Nacional del PRI Manlio Fabio Beltrones lamentó que en México se den este tipo de alianzas entre los partidos políticos simplemente para intentar ganar unas elecciones y que luego se correspondan el favor en algún otro estado. Todo esto provoca la pérdida de identidad de los partidos políticos por su obsesión de ganar elecciones cuando saben que por sí solos son incapaces de hacerlo esto los está debilitando e incentiva  que aparezcan los candidatos independientes. 

De igual manera es  muy importante  que se reconozca el resultado de las elecciones así sea por un solo voto ya que de lo contrario  se perjudica en gran manera la gestión del Instituto Nacional Electoral; el hecho de que los candidatos no reconozcan los resultados electorales  da a entender un problema profundo que tiene sus raíces en la coyuntura política y no ha a nivel de las transformaciones normativas de la organización de las elecciones, se entiende un atraso en la cultura política.

Hoy se puede afirmar categóricamente que la tecnología y los procesos actuales que se manejan a nivel de la organización electoral ha permitido que esos mecanismos tradicionales de corrupción evidenciados en campañas anteriores ya no se pueden llevar a cabo o por lo menos es más difícil;  sin embargo hay que aceptar  que el clientelismo electoral se sigue practicando es algo que viola la Ley, es un delito, el problema es que en el ámbito político y legal se debe probar para poder sancionar y esto es difícil de lograr, lamentablemente el clientelismo es algo que se sigue presentando, se manipulan los de la gente con fines electorales es un tema  que en muchos casos queda impune pero debemos reconocer que no es lo mismo el México de hoy al de hace unos años, hoy,  hay una cultura electoral creciente sin embargo  es probable que la clase política se haya retrasado ya que muchos partidos políticos no les gusta reconocer cuando pierden, desafortunadamente no todos los partidos están de acuerdo con la autoridad electoral y cómo no están de acuerdo con los resultados se van y atacan a la autoridad electoral.

Campaña de educación cívica para jóvenes: procesos electorales, democracia y exigencia social de derechos

Una de las acciones que el MCD ha desarrollado desde sus inicios es la implementación de campañas de educación cívica en el marco de las elecciones más importantes del país.
Este año llevó a cabo una nueva campaña que diferencia de otros años, incluyó, además de los materiales de difusión, un proceso de capacitación con jóvenes.
El tema que se abordó en la campaña trasciende el marco de las elecciones, aunque ésta se llevó a cabo en ese contexto, también se puso énfasis en nuevos temas que en el MCD consideramos indispensables de abordar en esto que llamamos el camino de la democracia.
Adelante presentamos los detalles de esta campaña que se llevó a cabo gracias al apoyo del Instituto Federal Electoral a través del Programa de Educación Cívica, Difusión de la Cultura Política Democrática y Promoción de la Participación Ciudadana .

Objetivo General

Realizar una campaña educativa en el marco electoral del año 2003, centrada en generar capacidades hacia el incremento de la exigencia social de los derechos de ciudadanía a partir del balance de resultados del ejercicio de los gobiernos y los saldos pendientes del proceso democratizador del país.

Objetivos Específicos

  • Promover una cultura política que reconozca a la ciudadanía como sujeto fundamental del Estado de Derecho y, en consecuencia, como reguladora fundamental del público.
  • Contribuir al avance en el equilibrio de poderes, fortaleciendo el conocimiento del poder legislativo y sensibilizando sobre la importancia de la pluralidad.
  • Propiciar la reflexión sobre el desempeño de los gobiernos actuales, los saldos pendientes de la democracia y la importancia de considerar estos elementos en la profundización de la democracia a través del voto y la supervisión del cumplimiento después del proceso electoral.

La campaña se integró en dos líneas estratégicas: educación ciudadana, y elaboración y difusión de materiales.

1. Implementación de la estrategia de educación ciudadana.

Como mencionamos arriba, esta estrategia estuvo dirigida a población juvenil en diferente estados de la república.
Informar a la ciudadanía acerca de la democracia en la que vive, significa otorgar algunas herramientas para analizar sus circunstancias. En algunos casos, esto puede provocar muchas críticas en relación al gobierno, a los poderes que detenta, a la forma en que funciona y sobre si está o no cumpliendo con las promesas que hizo en tiempo de elecciones. Las críticas entonces, deben manejarse de una forma constructiva para que la ciudadanía pueda aprender de ellas de una forma democrática y pacífica.

A través de talleres, basándose en su experiencia y en una reflexión de los requerimientos mínimos, se les pidió a las jóvenes y los jóvenes que identifiquen los obstáculos y retos que perciben para la democracia en sus comunidades, esto para dar la oportunidad de reflexionar sobre sus tareas personales como agentes de cambio con el objetivo de mejorar continuamente sus prácticas democráticas.

Durante los meses de abril, mayo y junio se realizaron reuniones de trabajo en las que se definieron los contenidos y metodología de los Foros y talleres. Se realizaron con estudiantes e integrantes de las organizaciones XOCHITEPETL de Veracruz, LOCALLIS de Querétaro, CEDHESCU del Distrito Federal, CACTUS de Huajuapan de León, Oaxaca, ALIANZA VALLESANA del Estado de México y CEFIMAC de Quintana Roo. Las asociaciones realizaron gestión con diferentes instituciones educativas para llevar a cabo los talleres con las jóvenes y los jóvenes.

Se diseñó un curso con el objetivo de lograr que las personas jóvenes conozcan sus derechos y responsabilidades como ciudadanía, tengan claro el significado y valor de la democracia para ellas mismos, para sus familias y para sus comunidades. Así como también comprendan la importancia del Fortalecimiento del Poder Legislativo. Y participen activamente como ciudadanía dentro de las decisiones de sus comunidades.

Todos los talleres realizados dentro de esta estrategia educativa, se diseñaron de una forma que permitiera aplicar en ejercicios vivenciales conceptos teóricos. Además se presentó una metodología de trabajo sencilla para facilitar su replica tanto por las diferentes organizaciones que nos apoyaron, como por algun@s de l@s participantes.

El trabajo teórico, práctico y didáctico de taller abrió un espacio -con las condiciones que ello implica- para compartir e intercambiar aprendizajes y experiencias entre l@s diferentes participantes, para la construcción colectiva de conocimiento desde nuestros distintos saberes. A la vez se les sensibilizó e invitó a la participación, el compromiso, el debate y la reflexión. De ninguna manera se pretendió con unos cuantos talleres resolver carencias sobre información y conocimientos de la población joven en cuanto a los derechos de la ciudadanía, son temáticas muy amplias abordadas en tiempos muy breves. Más bien, se buscó sensibilizar, despertar el interés, y motivar a l@s participantes a que actúen en la medida de sus posibilidades desde sus diversos contextos.

Para ello se realizaron ejercicios que les permiten poner en práctica herramientas de la democracia en lo cotidiano, tales como el respeto, la escucha, el diálogo, el análisis, la negociación, el consenso, la participación, etc. Lo anterior favoreció que se dieran cuenta de lo complejo que es negociar entre la diversidad de ideas, personalidades e intereses. Así como para promover que asumieran su papel como ciudadanía de nuestro país, y propongan nuevas formas que nos acerquen al ejercicio pleno de nuestros derechos.

Los resultados de los distintos talleres más que darnos las respuestas a las problemáticas de l@s jóvenes en cuanto a sus derechos y participación ciudadana, nos permitieron conocer sus dudas, ideas sobre nuestra política y nuestro papel como sector joven de la sociedad. Incluso en ocasiones salían con más dudas, pero con el deseo de plantear mecanismos que dieran solución a los problemas que alcanzaron a visualizar. Y lo más benéfico que se pudo observar fue su compromiso a seguirse informando y preparando en temas que tengan que ver con el ejercicio de su ciudadanía.

Resulta esperanzador ver como jóvenes que participaron en los talleres han comenzado y/o continuado distintas actividades favorecedoras de transformaciones en la participación de sus comunidades, desde los espacios en que se relacionan en lo cotidiano como son sus familias, amistades, escuelas y lugares de trabajo. Además se han construido alianzas y redes de trabajo entre participantes que antes de los talleres no se conocían.

Se realizaron siete talleres, en cinco comunidades, con un total de 250 participantes (141 mujeres y 109 hombres) de diez instituciones educativas diferentes. · 19-20 de mayo. Taller Valle de Bravo, Edo. de México, 69 participantes (29 hombres y 40 mujeres) del Colegio de Bachilleres del Estado de México.
· 28-29 de mayo. Taller en Huajuapan de León, Oax., 30 participantes (16 mujeres y 14 hombres) de las Escuelas “Jesús Rojas Villavicencio”, “Bernal Díaz” y el Colegio de Bachilleres de Oaxaca
· 30-31 de mayo. Taller Huajuapan de León, Oax., 26 participantes (17 mujeres y 9 hombres) en el Centro Universitario Luis Donaldo Colosio y Normal de Maestros.
· 11-12 de junio. Taller Distrito Federal, 24 participantes (10 mujeres y 14 hombres) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM
· 17-18 de junio. Taller Valle de Bravo, Edo. de México. 45 participantes (17 hombres y 28 mujeres) del Instituto Universitario Auriga, A. C. de la Universidad Autónoma del Estado de México
· 19-20 de junio. Taller Querétaro, Qro., 11 participantes (10 mujeres y 1 hombre) Universidad de Valle de México, campus Querétaro.
· 24-25 de junio. Taller Huayacocotla, Ver., 45 participantes (20 mujeres y 25 hombres).

El día cinco de septiembre se llevó a cabo, en las instalaciones del MCD, un foro en el que participaron jóvenes de Huajuapan de León, Oaxaca y Huayacocotla, Veracruz. Dicho foro, titulado “Procesos Electorales 2003”, fue realizado con la intención de promover un intercambio de opiniones entre las jóvenes y los jóvenes sobre los procesos y resultados electorales de 2003. En éste espacio se abordaron temas como “La participación Ciudadana Juvenil”, “El Abstencionismo” y “Los Procesos y Resultados Electorales 2003”.

El día veintiséis de septiembre realizamos “El Encuentro Entre Jóvenes Compartiendo los Usos de Nuestros Derechos”, en la ciudad Huajuapan de León, Oax. Para compartir experiencias regionales entre jóvenes del Distrito Federal y jóvenes de la localidad.

2. Diseño y difusión de materiales

Se elaboraron y diseñaron dos cuadernillos, un cartel y un periódico mural, todos unificados con el lema de la campaña denominada “Por el camino de la democracia avanzamos todos: en estas elecciones, tu marcas el paso y el rumbo”.
Los materiales son:

  • Periódicos murales con el título Participación ciudadana, legislación y democracia.
  • Cárteles con el título Por el camino a la democracia avanzamos todos. En estas elecciones tu marcas el paso y el rumbo.
  • Cuadernillo con el título Democracia y derechos de ciudadanía.
  • Cuadernillo con el título Fortalecimiento del Poder Legislativo para el proceso democratizador en México.
  • Hasta el momento se han distribuido:
  • 350 periódicos murales Participación ciudadana, legislación y democracia.
  • 977 cárteles Por el camino a la democracia avanzamos todos. En estas elecciones tu marcas el paso y el rumbo.
  • 150 cuadernillos Fortalecimiento del Poder Legislativo para el proceso democratizador en México.

Los materiales han sido distribuidos a diversas organizaciones y personas en casi todos los estados del país, quienes además de utilizarlos para sus propias acciones de difusión han sido colaboradores importantes en la diseminación de la campaña con las poblaciones con las que trabajan.
Los estados y lugares de distribución de manera general han sido:
– 22 estados y el Distrito Federal.
– Querétaro, Chiapas, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, San Luis Potosí, Puebla, Guanajuato, Quintana Roo, Tlaxcala, Estado de México, Zacatecas, Veracruz, Coahuila, Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Jalisco, Colima, Durango, Tabasco y Monterrey.

Lugares donde se colocaron: organizaciones civiles y sociales, universidades, centros de salud, mercados, iglesias, presidencias municipales, centros comunitarios, mamparas del IFE en Oaxaca y lugares públicos en general, en zonas urbanas y rurales.
Además de los materiales enviados a los diferentes estados, previo al proceso electoral, también fueron distribuidos en tres Foros Regionales organizados por el MCD en conjunto con la Convergencia de Organismos Civiles por la Democracia, la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio y organizaciones civiles y sociales durante el mes de agosto. Las sedes de cada región fueron: Sur-Mérida, Occidente- Guadalajara y Norte-Coahuila.

Otros logros son:

  • La producción de cuatro spots radiofónicos con los contenidos de la campaña, los cuales fueron transmitidos en el programa de radio del MCD “Yo Ciudadano”. Conseguimos un acuerdo con la radiodifusora XEQK del IMER, para que estos spots fueran transmitidos diario durante el mes de junio. Los spots fueron realizados por el equipo de producción del programa de radio del MCD.
  • El cartel de la campaña fue incorporado algunas veces en la contraportada completa del periódico “El Independiente”.

Los materiales de la campaña fueron muy bien recibidos por las organizaciones y las/los jóvenes con los que trabajamos en el proyecto.

Algunas organizaciones ya nos han solicitado materiales para difundir hacia los procesos electorales de 2004.
La situación político-electoral en nuestro país, la gran actividad electoral que se llevará a cabo durante el 2004 y el éxito valorado de esta campaña, nos impulsa y compromete a plantearnos la realización de una segunda etapa de esta campaña buscando aun mayor impacto.